Mercancía peligrosa

Existen normas estrictas para la manipulación de mercancía peligrosa que deben tenerse en cuenta en el transporte marítimo. ¿Sabía usted, que los regalos publicitarios habituales como encendedores, fósforos, gomas de pegar, etc., pueden ser considerados mercancías peligrosas? Con frecuencia, también algunos productos terminados pueden contener dispositivos o mecanismos peligrosos, por ejemplo, pilas, bombonas de gas, etc.

Si usted no es el fabricante, debería informarse correctamente sobre su mercancía, ya que, en el caso de producirse un accidente, será el expedidor o el cliente exclusivamente, quién deberá responder por los daños y perjuicios causados por mercancía peligrosa no declarada o mal declarada.

Todas las mercancías peligrosas deben ser declaradas como tales y embaladas debidamente. Deberán llevar la marca que corresponda al tipo de mercancía peligrosa de que se trate.